¿Por qué necesitás un sitio web responsive?

Es un hecho: estemos donde estemos, dos de cada tres personas tienen un celular pegado a la mano. El uso de smartphones y —en menor medida— de tablets es cada vez mayor, lo que hace que, desde hace un tiempo, haya cambiado completamente la concepción de los sitios web: ahora debemos adaptarnos a los distintos dispositivos desde los que los usuarios van a acceder a nuestra página. A eso le llamamos diseño responsive.

¿Qué sucede si el sitio actual de nuestra pyme no es responsive? El diseño no se adaptará a los dispositivos móviles de nuestros usuarios, lo que dificultará la navegación y resultará (en la mayoría de los casos) en la pérdida de un potencial cliente: lo más probable es que el usuario se canse y busque otra opción.

Te contamos algunos motivos por los que la página web de tu pyme tiene que ser responsive:
Fluidez en la navegación: En los sitios con este tipo de diseño, el contenido se mueve libremente a través de todas las resoluciones de pantalla de todos los dispositivos. El diseño responsive se basa en permitir que el contenido de la web llene un espacio asignado y retenga su apariencia.
Excelente experiencia de usuario: El diseño web responsive permite que todos los usuarios puedan acceder a tu sitio en cualquier momento y lugar. Se trata de ofrecer una experiencia óptima, independientemente de si el usuario usa una computadora de escritorio, un teléfono inteligente, una tablet o un Smart TV.
Mejora del posicionamiento SEO: Google afirma que el diseño web responsive es su configuración móvil recomendada. Esto hace que nuestra web quede mejor posicionada cuando los usuarios realizan búsquedas relacionadas con nuestro rubro.

Es hora de que tus clientes puedan acceder al sitio de tu pyme desde el dispositivo que elijan. Contactate con los profesionales de FFC para que podamos adaptar tu página web al mundo 2.0.